Fácil

Buenas noches, me dices. Consulta lo que quieres con la almohada, me dices. Pero no le hagas caso.

Tus ojos son muy bonitos, me dices. Me gusta hacer(lo) contigo, me dices. ¿Por qué llevas las medias rotas?

¿Podemos hoy salir a pasear al campo?, me dices. ¿Acariciarás mi piel por encima de mi calavera?, me dices. ¡La decepción es directamente proporcional al entusiasmo!

No me he leído la mitad de los libros que he comprado, me dices. No me acuerdo de los rostros de la mitad de las personas que he besado, me dices. No me atraes de esa manera.

Con tanto tiempo libre que tienes, ¿por qué no viniste?, me dices. Ojalá fueras tan suave como el gel de la ducha, me dices. ¿Estoy condenado a tener hambre hasta que me quede sin carne?

Deja de recurrir a mí, me dices. Sácate la tierra de tus uñas en terapia, me dices. ¿Por qué estás vacía?

¿Por qué me preguntas si no quieres mis respuestas?, me dices. Nuestra relación no es una rueda de prensa, me dices. Estas son las 10 cosas que nos diferencian, y la cuarta marca una distancia insalvable.

Busco un alivio instantáneo en tu sonrisa de aprobación y un castigo cómodo en tu incómodo silencio.

Todo el mundo me lo pone fácil.

Todo el mundo es mi amo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s